PULQUERÍA
LA BELLA CAROLINA

La pulquería "La Bella Carolina" es la más representativa de las que todavía existen en la Magdalena Mixihuca, a un costado del metro Jamaica. Las numerosas clausuras que ha sufrido no han mermado el ánimo de su dueño por salir adelante. Hoy, es un referente imprescindible en las pulquerías tradicionales de la ciudad.

Pulquería "La Bella Carolina" - Galería


Pulquería "La Bella Carolina" - Historia

Es difícil saber desde cuándo existe la pulquería "La Bella Carolina". El dato más certero, confirmado por su propio encargado, sitúa su origen en 1916, pero tal vez incluso antes. El abuelo del actual encargado, Don Víctor Mondragón, compró la pulquería ya con ese nombre.

Entre las dudas que flotan en el aire destaca la identidad de la mujer que inspiró el nombre de la pulquería "La Bella Carolina", aunque si acuden a la pulquería, les podrán mostrar un cuadro que hoy es la imagen oficialmente aceptada de dicha identidad. Los tarros que se despachan son, en su mayoría, frascos de café reutilizados.

Situada junto al arco que da la entrada a la colonia Magdalena Mixiuhca (junto al metro Jamaica), la pulquería está gestionada desde el año 2010 por Ernesto Ríos. A lo largo de su historia, la pulquería "La Bella Carolina" ha sufrido muchas clausuras de manera intermitente, pero una y otra vez se ha luchado por reabrirla. Los peores años, sin embargo, fueron los temidos 90, en los que las pulquerías sufrieron una cruel caza de brujas que también afectó a esta pulquería. Esa crisis, que también fue económica, hizo que muchos parroquianos de "La Bella Carolina" abandonasen el barrio para buscar trabajo en otros rumbos, y con ello también bajó la asistencia de la clientela fiel.

Durante esos años, en los que casi se tiró la toalla, la pulquería llegó a ser un salón de niños, un taller mecánico y una taquería, pero en 1995 "La Bella Carolina" volvió a abrir sus puertas a lo grande, afirmando que ellos llegaron a la Magdalena Mixiuhca para quedarse.

RUTA SELECTA DEL PULQUE