PULQUERÍA

LOS HOMBRES SIN MIEDO

La pulquería “Los Hombres sin Miedo” es un referente en Iztacalco, una de las pulquerías tradicionales más veteranas de la ciudad, resistiendo al paso de los años en una ubicación que ha expermientado grandes cambios, desde la época en la cual todo el rumbo estaba surcado por canales hasta la actualidad.


Ambiente: Tradicional y familiar.
Especialidades: Curados de piñón, avena y jitomate. Botanas.

Eje 2 Oriente, Calz. de la Viga #765
Col. San Francisco Xicaltongo
Alc. Iztacalco
08240 Ciudad de México

Pulquería “Los Hombres sin Miedo” – Galería

Pulquería “Los Hombres sin Miedo” – Historia

La pulquería “Los Hombres sin Miedo” existe desde finales del Siglo XIX, en concreto desde 1895. A pocas cuadras del centro de Iztacalco, el rumbo estaba surcado por canales, por los cuales transitaban canoas con frutas y verduras provenientes de Xochimilco. Famosa es la antigua foto que ilustra esta reseña, donde se ve la pulquería en el actual Canal de la Viga, aún con agua.

Su primer dueño fue Andrés Díaz Ortiz, y su hijo Andrés Díaz Chaparro tomó el relevo. Durante décadas fue un referente en el barrio, hasta que a principios de los años 1980s se mudaron a unos números más arriba en la misma avenida. Rodolfo Díaz, nieto de Don Andrés Díaz Ortiz, nos atiende con gusto y gran hospitalidad.

Esta pulquería tradicional no vende cerveza, y es uno de los lugares donde, con mucha suerte, todavía podemos encontrar parroquianos jugando a rentoy, el mítico juego de baraja pulquero. Estos parroquianos, habitantes del barrio, fueron los que salvaron a “Los Hombres sin Miedo” de la terrible crisis de los 90s. Otras pulquerías de la familia Díaz fueron “La India Bonita” o “La Consentida”, actualmente desaparecidas.

La afluencia de público es indeterminada, pero una cosa sí que es invariable: la calidad del pulque y los curados que se sirven. El espacio, diáfano y amplio, ha sido el set de rodaje de películas como “La Pulquería 2”, “Los Albureros” o más recientemente, “Güeros”.

Como curiosidad, les contamos que el nombre de la pulquería “Los Hombres sin Miedo” viene de la época en que las corridas de toros estaban prohibidas. El abuelo Andrés organizaba capeas clandestinas, y aquellos que eran más valientes, sin miedo, se atrevían a entrarle a los toros. En honor a aquellos días, así se llama esta pulquería tradicional de obligada visita.