PULQUERÍA
LA REYNA XOCHITL

La pulquería "La Reyna Xochitl" es una de las grandes herederas de la tradición pulquera del país. El que fuera el alma de esta pulquería, Don Víctor Canales, dejó un legado inigualable, y allanó el camino para que esta pulquería siga siendo un referente en CDMX por muchos años más.

Pulquería "La Reyna Xochitl" - Galería


Pulquería "La Reyna Xochitl" - Historia

La pulquería "La Reyna Xochitl" abrió sus puertas en 1949 bajo la gestión de Doña Margarita Torrejón. En ese momento era una de tantas pulquerías en la ciudad. Sin embargo, todo cambió para esta pulquería y todas las demás cuando, con apenas 15 años, un joven Víctor Canales cruzó aquellas puertas en 1957. Aquel día cambió la historia para siempre.

Originario de Epazoyucan (HGO), la infancia de Don Víctor Canales se desarrolló en unos años en los cuales tomar pulque en Hidalgo, más que una tradición, era una forma de vida. Su familia tenía un pequeño tinacal, que inicialmente estaba destinado para uso propio.

Don Víctor Canales, como tantos jóvenes, emigró a Ciudad de México en busca de trabajo. Pasó unos cinco años como lavavasos en La "Reyna Xochitl". Con 20 años pasó a ser despachador, hasta que Doña Margarita Torrejón le cedió la administración en 1976. "La Reyna Xochitl" fue creciendo, y Don Víctor Canales se hizo dueño de otras pulquerías como "El Yoyo", "El Triunfo" o "La Preciosa".

"La Reyna Xochitl" fue una de las pocas pulquerías que pudo soportar bien los embates de la crisis de los 90. Antes de esos fatídicos años, Don Víctor Canales había vendido las anteriormente mencionadas pulquerías, a excepción de "La Reyna Xochitl" y "La Preciosa". Esta última cerró en 1997 por la alta renta que le exigió el dueño del predio. Al tener Don Víctor Canales su propio tinacal y ser proveedor de sí mismo, pudo balancear el costo y la demanda de pulque a la necesidad real. Los cierres de las pulquerías que él tenía no se debieron a la crisis, sino a diferencias con los administradores o por la renta. Es más, esto supuso una ventaja para la supervivencia de "La Reyna Xochitl".

Aun así, la clientela envejecía e inevitablemente muchos fallecieron. Don Víctor Canales, trabajador y tempranero, decía: "Hoy estuvo bajo, pero mañana será otro día". Afortunadamente, alcanzó a ver la remontada de las pulquerías, y él fue el primero en destacar la necesidad de asociarse entre todas las pulquerías y jalar parejo. De alguna manera, esta Asociación Nacional de Pulquerías Tradicionales A.C. es parte de su legado.

Su legado también es su sabiduría y su oficio, la mejor invitación para seguir acudiendo a la pulquería "La Reyna Xochitl", referente pulquero único en Ciudad de México. Su familia nos espera con las puertas abiertas y mirando hacia el futuro. Por Víctor, por el pulque y por todos ustedes, sigamos acudiendo a "La Reyna Xochitl".

Crédito de la foto de Don Víctor Canales: Delicado Quintero. Checa aquí su exposición "Rostros que no quiero olvidar".

RUTA SELECTA DEL PULQUE